Farzana Wahidy nació en 1984 en Kandahar (Afganistán). Su familia se trasladó a Kabul cuando contaba seis años. Era una adolescente cuando los talibanes se apoderaron de Afganistán en 1996. A los 13 años la golpearon en la calle por no llevar burka. En ese momento, dijo que deseaba ser fotógrafa, para mostrar a la sociedad cómo era la situación para las jóvenes como ella.

La fotografía y otras formas de expresión creativa estaban prohibidas. Su padre, que tenía una colección de cámaras, tuvo que renunciar a su pasión por capturar momentos de la vida de su familia. Incluso sus álbumes de fotos familiares fueron destruidos durante la guerra civil.

Durante la era de los talibanes se prohibió a las mujeres continuar su educación. Escondiendo libros debajo de su burka para que no fueran confiscados. Asistió a una escuela clandestina con otros 300 estudiantes en una zona residencial de Kabul, y cuando las fuerzas lideradas por Estados Unidos acabaron con el régimen talibán en 2001, comenzó la escuela secundaria.

Estudió en el Instituto de Fotoperiodismo AINA creado en Kabul por Reza Deghati para capacitar a mujeres y hombres afganos en la carrera de fotoperiodismo.

Wahidy eligió el fotoperiodismo porque quería capturar las historias que presenció a lo largo de su historia, la vida cotidiana de las mujeres, sus propias emocione y para amplificar las voces en un país dominado por hombres.

En 2004, Wahidy fue contratada como fotógrafo para Agence-France Press, una agencia de noticias internacionales ubicada en París, más tarde se unió a la Associated Press de Nueva York y unos años más tarde, recibió una beca para realizar el programa de fotoperiodismo de dos años en el Loyalist College en Belleville en Ontario.

En 2009 fue becaria del Open Society Institute para su proyecto documental sobre mujeres afganas. Wahidy recibió el Premio al Mérito del Programa de Fotografía All Roads de National Geographic y fue nominada para la Masterclass Joop Swart de World Press Photo.

Regresó a Afganistán en 2010, donde nuevamente pudo utilizar su condición de mujer para centrarse en el mundo de sus compatriotas. Pudo dejar constancia del papel de las mujeres en una sociedad profundamente segregada, prestando especial atención en las prostitutas y en las encarceladas por «delitos morales».

Fundó la Asociación (APA) una organización sin ánimo de lucro y apolítica que apoya a profesionales de la fotografía nacidos en su país que viajan al extranjero, porque quería lograr un cambio dentro de Afganistán y fomentar la comprensión sobre la problemática existente. Las personas beneficiadas obtendrían nuevas conexiones y tendrían la oportunidad de avanzar sus carreras en otros mundos.

El trabajo de Farzana Wahidy aparece en el documental estadounidense “Frame by Frame”. En 2016recibió el premio Premier’s Award for Creative Arts and Design y sus instantáneas han sido expuestas, tanto en Afganistán, como en Canadá, Estados Unidos, India, Pakistán, Alemania, Italia, Noruega, China y Finlandia.

Home

https://en.wikipedia.org/wiki/Farzana_Wahidy