Rosmery Mamani Ventura nació en Bolivia, en la provincia Omasuyos, una localidad perteneciente a Cajiata situada a orillas del lago Titicaca, donde vivió hasta 1998.

Vivió en una pequeña comunidad de aproximadamente cien familias, donde creció y trabajó la tierra hasta los catorce años, cuando se trasladó a la ciudad de El Alto, en las alturas de La Paz, capital política de Bolivia. Tanto en su comunidad como en El Alto, demostró un talento instintivo para el dibujo, dedicándose a retratar a todas las personas de su entorno.

Sobre el proceso de migración que supuso su alejamiento de Cajiata la artista ha comentado:

Vine a trabajar de empleada doméstica, como toda muchacha de comunidad, y ese es un aspecto de mi vida que muchos no conocen.

Terminó sus estudios de secundaria en la ciudad de El Alto. Tras haberse matriculado para cursar estudios de Auditoría en la Universidad Pública de la misma ciudad, decidió en el 2005 dejar esta carrera e iniciar su formación artística en la Escuela Municipal de las Artes.

Al principio no tenía ni un centavo, pinté mis primeros cuadros con Bs 2. En la Feria 16 de Julio compraba materiales reciclados, una tiza costaba 50 centavos, el papel de madera Bs 1 y con eso pinté mis primeros retratos.

«Horizontes II». Pastel

Al terminar sus estudios en la Escuela de Artes de El Alto, en el año 2009 inició su carrera profesional exponiendo de manera colectiva e individual en los museos y galerías más importantes de Bolivia, como el Museo Nacional de Arte, Museo de Arte Contemporáneo Plaza, Galería Nota y Galería Manzana Uno, así como en muchos centros culturales en las principales ciudades del país.

Rosmery es una de las más importantes exponentes de la técnica de la acuarela en Bolivia en la actualidad, pese a que su técnica preferida es el pastel.

Es una técnica muy hermosa, sutil y delicada porque pintas con los dedos. Hay un contacto directo con el pigmento, hay otras sensaciones y una comunicación más cercana con el material. También es pulcro, a diferencia del óleo.

Rosmery se ha ido consolidando como una gran retratista, mientras que en sus obras también representa las crudas temáticas sociales, convirtiéndose actualmente en la representante del hiperrealismo en su país. Su trabajo lo constituyen principalmente retratos de alto realismo de personas aimaras y afrobolivianos. Los paisajes urbanos y rurales también se reflejan en su obra, aunque en menor medida, pero generalmente como marco para retratos o como entorno de las actividades cotidianas.

Durante el 2015 presentó al público una serie de objetos tridimensionales de técnica mixta, que combinaban pintura y escultura, en ellos plasmó objetos cotidianos y situaciones imposibles.

«Retrato del mundo». Pastel

La artista reconoce su admiración por Ricardo Pérez Alcalá, quien fuera su maestro, así como por la obra de pintores como Rembrandt, Lucian Freud, Mary Cassatt, Vicente Romero, Alyssa Monks y Remedios Varo.

Ha sido premiada en varios concursos nacionales de pintura, llamando la atención de los medios escritos y audiovisuales, recibiendo cobertura en programas de emisión nacional, donde valoran su juventud y sus vivencias. Revistas importantes como »Vanidades», »Esquina», »Domingo» y muchas otras le han dedicado intensos y extensos reportajes.

https://www.ecured.cu/Rosmery_Mamani

https://es.wikipedia.org/wiki/Rosmery_Mamani_Ventura

http://rosmerymamani.blogspot.com/