Margaret Macdonald nació en Staffordshire (Inglaterra) en 1864, hija de un ingeniero que dirigía una mina de carbón, estudió con su hermana Frances en la Orme Girls’ School de Newcastle.

En 1890 su familia se estableció en Glasgow y las hermanas entraron a estudiar artes decorativas en la Escuela de arte de Glasgow. En la Escuela aprendió a trabajar el metal y los textiles. Un lugar propicio para las jóvenes en un momento en el que las escuelas de arte sólo admitían a varones. Pionera en el arte hecho por mujeres, contaba con profesoras y promocionaban a sus alumnas mediante exposiciones temáticas, las estudiantes participaban activamente y formaron  del incipiente movimiento sufragista.Cinco años después las hermanas crearon la empresa de decoración Macdonald Sisters Studio en Glasgow comercializando sus propios diseños.

En 1900 se casó con el arquitecto Charles Rennie Mackintosh, con el pasó a colaborar en estrecha relación, además con su hermana y el marido de esta, Herbert MacNair, formaron el núcleo de la llamada Escuela de Glasgow, un movimiento cercano al modernismo y al simbolismo, que situó la ciudad escocesa de Glasgow como uno de los epicentros del modernismo internacional, como lo fue el Art Nouveau en Francia, el Modern Style en el Reino Unido, el Secesionismo en Austria o el Modernismo en España con figuras tan destacadas como Antoni Gaudí..

El grupo se dio a conocer en la Exposición de Artes y Oficios de Londres de 1896. Su objetivo principal fue la obra de arte total, para lo que diseñaron con esmero hasta el último detalle de sus obras, desde el arquitectónico hasta la decoración y todos los elementos presentes en sus construcciones como mobiliario, papales pintados, vidrios, rejería, objetos decorativos… Cada objeto formó parte de un conjunto planificado y presentado como un “todo”.

Heart Of The Rose (1901)

Margaret se dedicó especialmente a la pintura que colgaron en las paredes interiores, como en sus famosas decoraciones para varios salones de té de Glasgow, como la Willow Tea Room de 1903. Su estilo  fue siempre lírico y estilizado, con tendencia a la fantasía y preferencia por las formas redondas, en el que destacaron los elementos vegetales —principalmente brotes y pimpollos de rosa— y unas etéreas figuras femeninas de influencia prerrafaelita. Por otro lado, en algunos de sus diseños se halla el simbolismo, movimiento imperante en aquellos momentos en Europa.

En sus obras utilizó preferentemente la acuarela, con un acabado parecido al esmalte, y trabajó a menudo con incrustaciones en madera, gessos, cloisonnés y repujados en oro y plata. También diseñó mosaicos, vidrieras y bordados.

Las obras de Margaret Macdonald Mackintosh fueron expuestas en las exposiciones de principios del nuevo siglo tanto en Milán como en Viena, donde influenciaron a los artistas del Liberty Milanés pero con mayor fuerza a los artistas y arquitectos del movimiento secesionista vienés, incluso a Klimt, a Hoffmann y a Olbrich. Pese a que sus contemporáneos reconocían el talento de la multifacética artista, fue desplazada y hasta olvidada.

The May Queen (1900)

Hacia 1921 y debido a problemas de salud y después de un año sin encargos la pareja se trasladó a Walberswick, una colonia de artistas donde se dedicaron al estudio de las flores pintando del natural. Cuando estalló la Primera Guerra Mundial volvieron a Londres donde se instalaron definitivamente.

Margaret falleció en 1933 dejando un enorme legado artístico, no sólo por su cantidad, también por la calidad e influencia de su obra. Su trabajo más importante es “Las Siete Princesas”, tres paneles de bajorrelieve del tamaño de una pared que muestran una escena de una obra del mismo nombre, de Maurice Maeterlinck. Esta obra fue muy popular en Viena, pero cuando se vendió en 1916, desapareció de la vista del público durante mucho tiempo. En 1990 fue redescubierta en una caja en el sótano del Museo de Artes Aplicadas de Viena y actualmente forma parte de su colección permanente.

Resultado de imagen de margaret macdonald seven princesses

Las siete princesas (1916)

Actualmente Charles Rennie Mackintosh es la figura más reconocida del grupo, pese a la importancia de las aportaciones de las cuatro personas que lo formaron, especialmente el de las hermanas Macdonalds. Cada mes de octubre Glasgow celebra el Creative Mackintosh Festival. En él se realizan recorridos por la ciudad durante el festival, descubriendo huellas de los Cuatro de Glasgow, incluida las visitas a los museos de Kelvingrove y Hunterian donde sus obras forman parte de las colecciones permanentes.

https://es.wikipedia.org/wiki/Margaret_Macdonald