María de los Ángeles García del Moral Sánchez nació en 1893 en Santander. Nació en el seno de una familia burguesa y creció en contacto con políticos, médicos, empresarios y escritores. Hija de Paulino García del Moral y Carmen Sánchez Saráchaga, fue la segunda de tres hermanos. El padre fue vicepresidente del Comité de Santander del Partido Republicano Federal desde 1898, año en que fue nombrado concejal del Ayuntamiento por dicho partido. De la madre apenas existen datos.

Retrato, 1941. Positivo iluminado.

Colección Familia Mendicouague

Sobre María existen pocos datos de su infancia, excepto que estudió en los Sagrados Corazones de Santander. Cuando contaba 24 años, contrajo matrimonio con uno de sus amigos de la infancia, Fernando Correa Daguerre que pertenecía al Partido Conservador, partido por el que fue elegido concejal del Ayuntamiento de Santander. Cargo que ostentó hasta su muerte, ocurrida en Francia víctima de un accidente automovilístico.

Muy pronto comenzaron a aparecer en la prensa noticias sobre su afición a la fotografía, pero además de fotógrafa amateur fue durante un tiempo fotógrafa profesional. No es nada nuevo, ocurrió con muchos de los fotógrafos profesionales que trabajaron a caballo entre los siglos XIX y XX .

Niña con muñeca (c. 1933). Positivo iluminado

Colección  Paillole Toca, Centro de Documentación de la Imagen de Santander [CDIS] y Ayuntamiento de Santander)

Fue la primera fotógrafa conocida que trabajó en Cantabria, participó como amateur en diferentes concursos, entre ellos el organizado por el Ateneo de Santander en 1916 en el que obtuvo una segunda medalla, lo que nos sugiere ya indicó su preferencia por el retrato. Teniendo en cuenta que las mujeres debían acudir a las actividades del Ateneo acompañadas por un socio, es curioso que dejaran presentarse. Esta Institución le dedicó en 1935 una exposición monográfica.

Años después, María se volvió a casar con otro amigo de la infancia, José Luis Corcho Pila. En ninguno de los dos matrimonios tuvo hijos.

Debido al trabajo de su segundo marido, María vivió entre Santander y Madrid. En la calle Castelar de Santander abrió su estudio fotográfico donde retrató a la sociedad burguesa, especialmente mujeres y niños. Sus instantáneas fueron premiadas en exposiciones de diferentes ciudades españolas, cuyos jurados estaban compuestos por notables del arte fotográfico.

En la playa (c. 1948)

Colección Familia Mendicouague

A finales de 1941 se presentó de nuevo a un concurso fotográfico organizado por una de las revistas femeninas más interesantes del momento “Lectura. Revista del Hogar” y obtuvo el primer premio que consistía en publicar las imágenes ganadoras en las portadas de la revista.

Sus imágenes más conocidas fueron los denominados “retratos iluminados”. María retocó algunas de sus imágenes con acuarelas, crayones, ceras e incluso óleo. Un uso normalizado la década de los años cuarenta, que se hicieron populares con las fotografía coloreadas de actores y actrices de Hollywood que comenzaba a publicarse en portadas de revistas tan diferentes como “Sombras”, “Fotos” o “Semana”, o como décadas más tarde lo hizo la genial Ouka Leele.

El 28 de marzo de 1956 María falleció junto a su esposo en un accidente de tráfico en Buitrago de Lozoya (Madrid). A su fallecimiento se vendió su residencia «Villa Covadonga» donde se destruyó gran parte de su archivo.

Extractado de:  https://ifc.dpz.es/recursos/publicaciones/37/13/38alonsolaza.pdf