Benedetta Bianco Coletta nació en 1870 en Cervaro (Italia), una localidad de menos de cinco mil habitantes situada a unos 150 km al sur de Roma. No tenemos detalles de los primeros años de su vida, pero a principios del siglo xx ya la encontramos instalada en París. En la ciudad  ejerce de modelo para artistas como el pintor impresionista Edgar Degas y el escultor Albert Bartholomé, y también conoce a Ricard Canals, su futuro marido.

Pablo Picasso. La señora Canals [Benedetta Bianco] (1905)

Museu Picasso, Barcelona.

Canals había llegado a la capital francesa en 1897 y tenía un estudio en el Boulevard de Clichy, que pronto se convirtió en la residencia de la pareja, cerca del legendario cabaret Le Chat Noir. Después se trasladaron a la calle de Víctor Massé y, más tarde, a la de Girardon; siempre cerca de Montmartre. Naturalmente, también frecuentaban el famoso Bateau-Lavoir, donde se concentraba la bohemia parisina: fue allí donde Canals y Bianco se convirtieron en amigos íntimos de Pablo Picasso y Fernande Olivier.

Ricard Canals. Un palco en los toros, (1904) 

Museo Picasso, Barcelona

Según un artículo publicado en La Vanguardia el 26 de enero de 1961, Benedetta «hacía de todo» en esa época: además de posar para Canals y sus amigos, buscaba compradores de cuadros, grabados y dibujos, y asumía el papel de ama de casa y secretaria. Ella «confortaba, animaba y estimulaba» a Canals hasta el punto de convencerlo de seguir pintando después de largas jornadas de trabajo. La pareja se casó en 1906 y poco después tuvo un hijo a quien llamaron Octavi.

Ahora bien, no todo era trabajo y responsabilidad: los diferentes domicilios en los que vivió la familia Canals también se caracterizaron por acoger muchas fiestas y celebraciones que se alargaban hasta bien entrada la madrugada. En estos saraos, Benedetta hacía «verdaderos milagros culinarios» para llenar el estómago de los invitados, y a menudo tenía que recurrir a los platos de pasta italiana que seguramente había aprendido a cocinar en su pueblo natal.

Ricard Canals. La esposa del artista (1914) 

Nacional d’Art de Catalunya, Barcelona

A Benedetta Bianco la podemos contemplar en la pintura de Ricard Canals Un palco en los toros, donde nuestra protagonista aparece en el centro de la imagen ataviada con un vestido típico español, un abanico y una mantilla. La mujer de su lado, apoyada sobre la barandilla y casi rozando su cabello, es Fernande Olivier.

 

Canals pintó un cuadro un año antes del retrato picassiano, que se enmarca en la época rosa del pintor no por la temática sino por los colores cálidos que utilizó.

Ricard Canals. Retrtato de la esposa y el hijo del artista (1912) 

Museo Nacional d’Art de Catalunya, Barcelona

Otra obra destacada de Ricard Canals en la que encontramos a Benedetta Bianco es Retrato de la mujer y el hijo del artista, de 1912, donde sale con el mismo ademán altivo e inquietante que en la pintura de Picasso pero acompañada de su hijo Octavi, que muestra un semblante parecido.

Viuda desde 1931, Benedetta Bianco llegó a cumplir los 88 años y murió en Barcelona en 1958.

https://www.blogmuseupicassobcn.org/2018/07/habitants-museu-benedetta-bianco-senyora-canals/?lang=es