DCIM100MEDIA

Catherine Marie-Agnes Fal de Saint Phalle nació en Neuilly-sur-Seine, París (Francia) en 1930, hija de una pareja que ejercieron en la banca norteamericana y que se asentaron en Francia después del crack de la bolsa en 1933.

Vivió una infancia tormentosa que marcó su obra. Su padre abusaba sexualmente de ella, mientras que su madre le recordaba su “maternidad no deseada” y la culpaba haber sido el embarazo las infidelidades del padre. Estudió en un internado de monjas en Nueva York, donde fue expulsada por pintar de rojo las hojas de los genitales de una estatua de su colegio.

Durante el transcurso de su adolescencia, fue modelo para revistas como Vogue o Harper’s Bazaary. Con su primer esposo, el poeta Harry Mathews, vivió en los alrededores de la Universidad de Harvard hasta que se mudaron a París, escapando de la caza de brujas de 1952. Al año siguiente Niki sufrió una crisis psicológica, le diagnosticaron esquizofrenia y fue tratada con “electroshocks”.

Después de esta crisis, Niki se adentró más al mundo del arte. Sus primeras obras tenían la influencia de los maestros medievales italianos y del materialismo. De vuelta a París, tomó contacto con intelectuales parisinos pertenecientes al grupo de “Nuevos Realistas” y descubrió a otros intelectuales como Sartre o Genet. Después de leer “El segundo sexo” de Simone de Beauvoir su obra cambió profundamente hacía una representación desafiante de la feminidad.

En los años sesenta las mujeres empezaron a aparecer en el mundo del arte, creando un nuevo movimiento llamado “Nuevo realismo francés”. En esa época creó los “Shooting Paintings” (Cuadros tiroteados).  Una serie formaba por cuadros, se trataba de unas bolsas de polietileno rellenas de pintura de diversos colores que conformaban una figura humana recubierta de tiza blanca y cuya tinta se desparramaba al ser tiroteada. La serie fue proyectada más como una performance, que como la obra plástica resultante, aunque el video de la acción y el cuadro se complementan perfectamente. En algunos “tiroteos”, las personas asistentes fueron invitadas a participar, y en el caso de la obra  que pertenece a las colecciones de la Tate Modern, participaron como invitados los artistas estadounidenses Robert Rauschenberg y Jasper Johns.

Tableau tir (1961)

En 1964 Niki de Saint Phall comenzó a realizar una serie de obras titulada “Nanas”, que constaba de figuras femeninas de formas voluptuosas y vivos colores. Estas esculturas muestran el contraste entre la dimensión amable y otras mucho más trágicas: la violencia y la pornografía. Las imágenes se contraponen al canon convencional de la belleza femenina y se basan en las venus prehistóricas, concrétamente en la venus de Willendorf, con la que pone de manifiesto los valores ancestrales del feminismo.

Hacia finales de los años setenta, después de que Niki visitara el Parque Güell en Barcelona de Antoni Gaudí y más tarde el Parque de los Monstruos de Bomarzo, encontró tanta inspiración en estas obras que comenzó a realizar su propio jardín, donde poder expresar sus visiones y toda su explosiva creatividad. Durante más de 17 años se dedicó, ayudada por varios operarios especializados y por un equipo de famosos artistas contemporáneos, a la realización de 22 estatuas gigantescas, que representan cada una uno de los Arcanos Mayores del Tarot, recubiertas de mosaicos de espejos, vidrio y cerámica. Con este jardín la escultora coronó el sueño de su infancia, y    que la visita supone un viaje a un mundo surreal enriquecido por citas, mensajes y pensamientos que acompañan a lo largo de todo el recorrido. El parque del Tarot es uno de los más originales del mundo y puede visitarse en la frontera entre el Lacio y la Toscana, en el corazón de la Tuscia (Italia).

En sus últimos años, Saint Phalle sufrió de enfisema, asma y artritis severa, lo cual, según muchos comentaristas, fue causado por la exposición al vapor y los petroquímicos que se encontraban entre los materiales de su obra. No obstante, la artista logró explorar nuevas vías, nuevas tecnologías y el nuevo arte media.

Les baigneurs – Fondation Giannada (1984)

A lo largo de su carrera, Saint Phalle fue portavoz de importantes conflictos político-culturales. Su serie Tirs y sus montajes reflejaron la violencia de los primeros años de la Guerra de independencia de Argelia contra Francia, y afirmaron su rebelión como parte de la segunda-ola del feminismo. Sus enormes y curvilíneas Nanas fueron una forma de celebrar la figura femenina fecunda; pechos y glúteos grandes, extremidades abiertas, posturas de baile, y en muchas ocasiones piel negra. Además, la artista fue una de las primeras figuras públicas en fomentar la conciencia sobre el SIDA; creo ilustraciones y un libro. Poco antes de su muerte, también expuso diversos dibujos que criticaban la administración de George Bush.

El jardín del tarot se inauguró definitivamente cuatro años antes de la muerte de la artista en la localidad californiana de La Jolla de San Diego en el 2002.

En el 2015 el Museo Guggenheim Bilbao dedicó una completa retrospectiva a la obra de la que está considerada como la primera gran artista feminista en Europa del siglo XX. Novias, Alumbramientos, Diosas y Madres Devoradoras conformaron junto a las famosas Nanas el universo reivindicativo de Niki de Saint Phalle.

 

Resultado de imagen de niki de saint tarot

The tarot garden (2002)

https://www.youtube.com/watch?v=TTJDgOZlsRw