María de los Ángeles López Roberts y Muguiro, también conocida como Neneta, nació en Madrid en 1902. Fue hija de María de los Ángeles Muguiro Beruete, 3ª Marquesa de Torrehermosa y de Mauricio López Roberts Terry, embajador de España en Suiza, escritor y miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Autorretrato presentado al VI Salón de Otoño de 1925 (detalle)

En una entrevista concedida a Carmen de Ávila en 1925 contó que dibujaba desde pequeña y que le había resultado difícil plegar su fantasía a las enseñanzas de sus profesores. Declaró que de los pintores españoles antiguos le gustaban Velázquez y Goya, de los modernos sus profesores además de Sert y Picasso y entre los extranjeros a Sargent y Manet.

Cursó sus estudios en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid. Su padre fue nombrado ministro plenipotenciario en la ciudad suiza de Berna y ella le acompañó. Después residió en París y allí en 1931 formó parte como ilustradora de la representación de España en el Salón Internacional del libro de arte celebrado en el Petit Palais de la Beaux Arts de la Villa de París. Durante su estancia en París realizó una exposición individual en 1934, en la sala Brame, del Boulevard Malesherbes, con gran éxito, como reseñaron las crónicas de la época.

Una selección de las ilustradoras españolas presentes en 'Dibujantas'

Durante su estancia en Suiza y París se dedicó a ilustrar libros de cuentos infantiles. En España trabajó la ilustración en la temática de los regionalismos. Trasladó al papel su esquema mental de la pintura resolviendo las composiciones de modo ágil y amable con líneas de tinta en curvas orgánicas que rellenaba con alegre colorido.

Estampas españolas, tipos de Ronda (1930)

En su juventud apareció con frecuencia en las crónicas de sociedad en las que, en ocasiones, se mencionaba su afición a la pintura.

En 1920 su nombre aparece registrado en el Museo del Prado como copista. Participó en el primer Salón de Otoño con dos acuarelas y más tarde en las Exposiciones Nacionales de 1922, 1924, 1926 y 1930, en diversas ediciones del Salón de Otoño, en el VI Salón de los Humoristas y en el VIII celebrado en el Museo Nacional de Arte Moderno de Madrid.

Sus ilustraciones aparecieron en diferentes publicaciones, como la revista ilustrada “La Esfera”, donde varias portadas son suyas como la de 1923 que tuvo como tema Ávila y sus gentes, en la revista semanal “Por esos Mundos” y “Blanco y Negro”. En 1936 ilustró el libro “Cuentos de Oriente y de Occidente” Tomo I, de María Victoria Maura.

En su autorretrato utiliza un lenguaje pictórico menos academicista. Tras la Guerra Civil siguió exponiendo en muestras individuales y en colectivas. Expuso individualmente sus óleos y dibujos en la sala Macarrón de Madrid, siendo este el punto álgido de su carrera. Volvió a exponer en esta sala en 1957. Sin embargo, comenzó a dividir su tiempo entre el arte y el trabajo social de manera que fue abandonando progresivamente la pintura, dedicándose solo al dibujo y a la acuarela y situándose al margen de los circuitos artísticos.

«Novios de antaño»

publicado en La Esfera 21 de agosto de 1926

En el 2019 sus ilustraciones formaron parte de la exposición “Dibujantas, pioneras de la Ilustración” en el Museo ABC, comisariada por Josefina Alix y Marta González Orbegozo.

Murió en Madrid en el año 1973.

http://www.apintoresyescultores.es/ma-angeles-lopez-roberts-y-muguiro/