12bioAna Agudo Sánchez  “ALIÁN”   nació en 1964 en Arcicóllar  (Toledo) aunque desde niña fue vecina del barrio madrileño de Carabanchel.  Su temperamento artístico despertó muy pronto licenciándose en Bellas Artes en Madrid y Sevilla. Completó su formación acudiendo en el Círculo de Bellas Artes de Madrid a los talleres de Ochoa, Eva Lootz, Navarro Baldewerg,  Carlos León, Docoupil…, allí encontró el espacio adecuado para desarrollar su actividad creadora, también fue parte activa del Torreón como taller experimental de arte libre.

Desde muy joven realizó paralelamente una gran labor pedagógica impartiendo sus conocimientos de pintura en el Centro Cultural Caleidoscopio, del patronato de Cultura de Móstoles (Madrid), donde realizó múltiples proyectos, destacando de entre todos ellos la creación del taller de Cómic para jóvenes y su también colaboración con otros colectivos “Frida Khalo” y “Minerva” reservado a mujeres pintoras.

También colaboró con la Concejalía de la Mujer de Móstoles (Madrid) con toda clase de actividades, siempre relacionadas con el arte: conferencias, diseño de catálogos y agendas… y especialmente como gestora en las exposiciones de pintura y escultura de los artistas de vanguardia del momento.

Muy concienciada con el tercer mundo, a principio de la década de los noventa, pintó cuadros de denuncia social, en los que expresó con el lenguaje del color y la deformación de la figura, el dolor que conlleva la injusticia, la guerra y el hambre.  Adoptó el Centro Cultural Caleidoscopio como eje principal de la denuncia desde el arte y expuso sus primeras obras de carácter social, llamando la atención del espectador sobre el hambre. También fue de su interés la lacra social que supuso en esa la década la drogadicción entre los jóvenes. Paralelamente expuso pinturas de tema intimistas que hablan de la soledad del ser humano en su dura realidad con el argumento que ella misma manifestó en múltiples ocasiones “Quiero dejar en mis cuadros una luz de esperanza”. Fotografía (19)

Retrato de la huida (1990)

Colección Conde Duque (Madrid)

Su inquietud y compromisó la llevó a realizar varios viajes a París con sus alumnas para estudiar presencialmente los cuadros de los maestros impresionistas en el Museo d`Orsay o en el Centre de Arte Georges Pompidou entre otros, en este sentido hay que destacar el entusiasmo que puso en la visita al estudio de Monet en Giverny. Gran amante de los viajes, Alián conoció prácticamente cada rincón de la geografía española, recurrentemente también le gustaba viajar a Francia, Italia, Portugal, Marruecos, Irlanda e Inglaterra…, dada su especial sensibilidad esos viajes, lejos de ser turísticos, le llevaron a sentir el drama del ser humano en muy distintas situaciones, poniéndose siempre empáticamente en la piel de las personas que sufren. Así nacieron series de cuadros de denuncia sobre la guerra, la marginación, la droga, la soledad, la angustia y la trilogía final “Los Abismos” que resumen la desesperación del ser humano en el límite de su existencia.

En el siguiente periodo trasladó su estudio a la casa de sus abuelos en Arcicóllar (Toledo) donde, superando las limitaciones del espacio, pudo pintar cuadros de gran formato e iniciar un periodo de investigación plástica sobre los movimientos de las vanguardias: el Orfismo, el Expresionismo y el Constructivismo geométrico, allí  los colores planos jugaron un papel muy especial, fruto de esa investigación su mensaje adquirió una mayor presencia debido también al acierto de haber aumentado el tamaño de las obras. Por un problema de salud decidió cambiar su residencia a Tenerife donde pudo encontrar un clima más adecuado. En la isla colaboró con el Museo y Centro de Arte para la ciudad de Arafo y estableció contacto con el “Taller de cantautores Canarios” .Fotografía (21)

Tras una larga y dura enfermedad, que no pudo aminorar su ritmo de trabajo, su compromiso social,  su ilusión por el arte, ni por la vida, falleció en Madrid en 1995 dejando un legado de obras en la que su sensibilidad sigue latente en búsqueda de la justicia. Sus cenizas descansan en las aguas del mar Cantábrico.

El Grito (1991) colección particular

http://www.alianana.org