Era hija del notario Girolamo Rossi. Sus progenitores supieron apreciar a una edad temprana el talento de su hija. La joven tuvo la oportunidad de aprender dibujo con grabador Marcoantonio Raimondi, donde se formó con pequeños bajorrelieves. Su pertenencia a una familia boloñesa medianamente poderosa le permitió dedicarse a las artes y acudir a la Universidad.

Properzia De Rossi Talented Lady 

en un dibujo de Mary Evans (s/f)

Hay que tener en cuenta que la ciudad de Bolonia representa una excepción en cuanto a la formación pública de las mujeres, ya que en esta ciudad podían acudir a la universidad a estudiar arte, debido a que la pintora Caterina de Vigri había dado renombre a la ciudad, mostrando a qué niveles podía llegar una mujer en el arte.

 

Su primer contacto con la escultura fue realizando figuras en miniatura con los huesos de melocotones o albaricoques, tallándolos de forma esmerada y delicada, con gran detallismo. Estas piezas estaban consideradas como un objeto de lujo y eran muy solicitadas por la alta sociedad boloñesa. Esta forma de escultura la hizo muy popular y a partir de 1520 comenzó a recibir encargos públicos.

Ese mismo año, 1520, tras haber ganado un concurso público, recibió el encargo de realizar la decoración del altar mayor de la iglesia de Santa María del Baraccano que bajo una fiebre constructora, aspiraba a convertirse en la mayor iglesia de Italia, después de San Pedro del Vaticano.

José y la mujer de Putifar (1520)

Museo San Petronio. Bolonia

Más tarde participó en la reconstrucción de la iglesia de San Petronio en Bolonia, aunque no queda constancia de su obra. Los libros de cuentas de fábrica del templo indican que su trabajo consistió en esculpir tres sibilas, dos ángeles y dos bajorrelieves: La visita de la reina de Saba a Salomón y José y la mujer de Putifar, que actualmente se exponen en el Museo de San Petronio.

Esta obra tiene una gran importancia  ya que es la primera vez, al menos que se conozca, que existe una obra escultórica firmada por una mujer en una iglesia occidental, y la primera documentada, situándola a la misma altura que los escultores más célebres del momento.

Otro de los grupos escultóricos realizados por la escultora en la Iglesia de San Petronio es el el de dos ángeles y la ascensión.

A Properzia de Rossi la podemos considerar no sólo la primera escultora renacentista, sino también la primera mujer artista renacentista. Fue la primera que esculpió cuerpos desnudos, aunque fuera como alegorías mitológicas. Mostró a una mujer enseñando los pechos, no como icono religioso, dando paso a la pasión sexual. Tanto el humanismo como el naturalismo se ven expresados por primera vez en la obra de una artista.

Hércules luchando con Amazonas

Palazo Vecchio de Florencia

Properzia estuvo casada. La joven entró en el mundo artístico de la mano de su marido, ya que las mujeres no podían entrar de otra manera en ese ambiente. Él fue el intermediario para que realizara las obras de la Iglesia de San Petronio. Pero, los artistas masculinos de su época no se lo pusieron fácil, como es el caso de Francesco da Milano, quien presentó cargos acusándola de disturbios y agresión, llegándola a llamar perturbada y concubina de Antonio Galeazzo.

Todos estos problemas, la fueron destruyendo poco a poco, hasta el punto de hacerle abandonar su prometedora carrera como escultora, para dedicarse al grabado en cobre, arte que pasó a ser considerado durante el Renacimiento artesanía.

Murió en 1530, con cuarenta años, alejada de la fama y en la miseria.

https://nale45.wordpress.com/2018/02/25/properzia-di-rossi-la-escultora-del-renacimiento-que-firmo-su-obra/