Nació en Madrid en 1958. Es Ensayista, Catedrática de la Universidad Complutense de Madrid y Académica de número de la Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. Ha ocupado la Cátedra King Juan Carlos I of Spain of Spanish Culture and Civilization (N.Y.U.), la XIII Cátedra Internacional de Arte Luis Angel Arango (Banco de la República de Bogotá) y ha sido distinguida con la Ida Cordelia Beam Distinguished Professorship for 2017-2018.

Extractado de la entrevista que Irene Calvo realizó a Estrella de Diego el 16/06/2016 para Ahmagazine

IRENE- ¿En qué momento de tu vida te diste cuenta de que te ibas a dedicar a la Historia del Arte?

ESTRELLA- Fue una vocación muy tardía. Yo iba a estudiar física y, de hecho, hice todo mi bachillerato de ciencias, pero me fui a estudiar a Inglaterra y en los cursos que se hacen para entrar a la universidad tuve un profesor de historia de la arquitectura maravilloso, y ahí cambió mi idea. Era un profesor que nos hacía mirar y era muy bueno empatizando con las obras de arte. Igualmente, siempre me había gustado el arte, me llevaban al Prado cuando era pequeña… pero nunca lo había pensado como algo profesional.

Cuando volví a España, ante la perplejidad general, decidí que cambiaba totalmente de rumbo y que iba a estudiar Historia del Arte.

Vista de la exposición «Sophie Taeuber-Arp. Caminos de vanguardia» (2009). Museo Picasso de Málaga.

Comisariada por Estrella de Diego

Mi madre me cuenta que cuando dije que iba a estudiar Historia del Arte, pensó: “Se va a morir de hambre”, así que el hecho de que tenga un trabajo más o menos normal, a ella le parece un milagro [risas].

I- Eres docente, escritora, comisaria y columnista. ¿Qué te aporta cada una de estas facetas? ¿Cómo logras compaginarlas?

E- Quizás todas estas facetas resuman la idea de querer ser física, pianista, estudiar economía… No me gusta quedarme en un punto quieta, me gusta explorar varios campos. Si lo miras detenidamente, debajo de todas estas facetas está lo que siempre me ha interesado, que son las preguntas: hacer preguntas, o que me las hagan, y contestarlas. Creo que es un método científico, tanto para ciencias como para humanidades.

Resultado de imagen de Berenice abbott mapfreTambién es cierto que dedico mucho tiempo al trabajo y no tengo ocio porque mi ocio es el trabajo. Yo creo que a muchos historiadores del arte nos pasa – o quizás no- que vamos a una exposición y eso ¿qué es?, ¿ocio o trabajo?

Vista de la exposición «Benerice Abbott. Retratos de la modernidad» (2019) Fundación Mapfre. Madrid. Comisariada por Estrella de Diego

I- ¿Y qué responsabilidad conlleva cada una de estas facetas para con los distintos públicos a los que te diriges?

E- Quiero aclarar que no suelo escribir crítica, fundamentalmente escribo columnas que hablan sobre un problema general. Crítica nunca he hecho, aunque me parece muy bien que haya crítica. Pero si uno es, por ejemplo, comisario, es más complicado tener que hacer crítica, por lo que mis columnas son de opinión; parto de un acontecimiento concreto, referido a un problema mayor y muy raramente me centro en un tema en especial.

I- Ya que has nombrado las academias, te queremos dar la enhorabuena por tu reciente nombramiento como académica de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. ¿Qué supone este hecho en tu carrera profesional? ¿Qué planes tienes en la Academia?

E- No lo veo como lo que supone en mi carrera profesional, sino lo que supone en la carrera profesional de las mujeres. Cuando en un sitio donde hay pocas mujeres, entra alguna tenemos la obligación de aceptar el reto.La mujer y la pintura del XIX español

Para mí significa un honor, desde muchos puntos de vista, pero sobre todo significa la presencia de mujeres en un ámbito donde durante mucho tiempo no ha estado tan claro que las mujeres entraran igual que los hombres, no específicamente en la Academia de San Fernando, en todas en general.

I- ¿Qué consejo le darías a una persona que quiera seguir tus pasos?

E- Yo creo que trabajar, trabajar mucho y trabajar responsablemente. Ahora es verdad que el trabajo está fatal, pero cuando yo acabé la carrera se podía ser: profesor de instituto, conservador de museo o profesor de facultad. No había galerías ni comisarios… Todo eso no existía.

I- ¿Y la figura curatorial en España?

E- Esta es una pregunta complicada. El problema que hay es que muchas veces ser comisario exige una cierta formación o experiencia. No creo que uno pueda ser comisario aprendiendo sólo en una escuela a ser comisario, aunque es una opción. Puedes ser comisario de varias formas. Ahora se ha convertido en una especie de figura a la moda. Ocurre otra cosa sobre la que no tengo opinión, aunque sí que pienso en ello: hay artistas/galeristas/comisarios y eso, que para mí sería un conflicto de intereses quizás ya no lo sea. Es otro cambio radical. Estamos en una sociedad muy deshilvanada, simplemente porque estamos en este cambio e intentamos encontrar nuestro lugar en esta sociedad de haikus (whatsapp, twitter…)

——————————-

Resultado de imagen de Estrella de diego libro maruja malloEstrella de Diego es autora de muy numerosos libros y trabajos de investigación. Sus libros y ensayos incluyen: La mujer y la pintura en la España del siglo XIX , El andrógino sexuado, Maruja Mallo, Cristina Iglesias. Metonimia, entre otras muchas. Es columnista de El País , ha sido la directora de la colección Mínima de Editorial Siruela’s collection Azul Mínima y es asesoar de las colecciones de arte de la Editorial Cátedra.

Ha comisariado exposiciones como la representación española en la 22 Bienal de Sao Paulo, Participación Española (1994) y  en la 49 Bienal de Venecia  (2001), Sophie Taueber-Arp (Museo Picasso de Málaga, 2009),  Anna Bella Geiger, o Berenice Abbott. Retratos de la modernidad (Mapfre, 2019)

Ha sido galardonada con el XI Premio Periodístico sobre la Lectura de la Fundación Sánchez Ruiperez y ha recibido la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes por su labor como escritora e investigadora.

Estrella de Diego: “El canon es que no hay canon”