Olga Kostakowsky Fabrikant, más conocida como Olga Costa, nació en 1913 en Leipzig (Alemania). En 1914 la familia Kostakowsky se trasladó a Berlín al estallar la Primera Guerra Mundial, de donde huyeron 11 años después rumbo a México, donde a bordo del Espagne.

Autorretrato (1947)

A los 20 años ingresó a la Escuela Nacional de Bellas Artes. Estudió pintura únicamente durante unos meses, para pasar al taller de grabado de Emilio Amero. Ése mismo año Costa conoció al pintor José Chávez Morado con quien comenzó una relación amorosa. Se casaron en 1935.

Un años más tarde Olga y José se trasladaron a Veracruz en 1936, debido a que a Chávez le encargaron la realización de un mural junto a los pintores Feliciano Peña y Francisco Gutiérrez, para la Escuela Normal de Xalapa. Olga comenzó a pintar con mayor constancia y realizó las primeras obras de su carrera artística de manera profesional.

La obra de Costa se caracteriza por una extensa gama cromática y la integración de elementos de la naturaleza, como plantas, frutas y flores. Entre sus obras destacan los géneros de paisaje, naturaleza muerta y retrato.La vendedora de frutas", una oda a las frutas mexicanas

En 1941 volvieron a la Ciudad de México para instalarse en el barrio de Coyoacán.

La vendedora de fruta (1951)

Formaron parte del colectivo fundador de la Galería Espiral, de la que Olga Costa fue nombrada directora. Con varias obras en su haber, Olga Costa participó en la muestra colectiva 13 Mexican Art Today organizara por el Arts Club of Chicago. Un año después, se publicó el catálogo The Latin American Collection of The Museum of Modern Art de Nueva York, en el que aparece una pieza de Olga, titulada “Niño”. El 29 de diciembre de ése mismo año se inauguró el Salón de la Pintura 1943, en la Galería de Arte y Decoración fue invitada a participar con la obra “La niña del gato”.

En su primera exposición individual en la Galería de Arte Mexicano, tuvo muy buena aceptación de la crítica y numerosas reseñas en diversos periódicos y revistas. Recibió una invitación del Instituto de Intercambio Cultural Mexicano-Ruso, para realizar la donación de un cuadro para la creación de la Sala México en el Museo de Arte Occidental Moderno de Moscú. También expuso de nueva cuenta en la Galería de Arte y Decoración, en el Salón de Pintura de 1945, en compañía de Angelina Beloff y otros artistas del momento.

Ofrenda de muertos (1965-1967)

National Museum of Mexican Art

En 1949 se fundó el Salón de la Plástica Mexicana, en el que participaron junto a Olga, Diego Rivera, Frida Kahlo, María Izquierdo y Francisco Dosamantes entre otros. Olga Costa y José Chávez Morado fundaron el Museo del Pueblo de la ciudad de Guanajuato, al cual donaron un lote de obras pictóricas y escultóricas de los siglos XVIII y XIX. En 1990 recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el campo de Bellas Artes. Fue sumamente activa en la vida cultural de México durante más de 60 años, su producción pictórica es numerosa, abarcó el periodo de 1936 a 1988 y forma parte de importantes colecciones como la del Banco Nacional de México, la Colección Andrés Blaisten y la del Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México. Expuso su obra  en Nueva York (1950), París y Estocolmo (1952) y entre sus exposiciones individuales destacan: el homenaje del Festival Internacional Cervantino en 1989, la del Museo de Arte Moderno en 1990 y la que se realizó en 2013 en el Instituto Nacional de Bellas Artes para conmemorar el centenario de su nacimiento.

 

Flores secas (1962)

Sin haber nacido en México, la artista alemana Olga Costa dejó huella en ese país a través de su arte, de su fascinación por la cultura mexicana y su significativa labor, al haber fundado galerías, sociedades artísticas y espacios de conjunción para los creadores de su tiempo. Murió a los 79 años en el Centro Médico Minero de Especialidades de la Ciudad de Guanajuato.

https://museoblaisten.com/artista.php?id=123&url=Olga-Costa