Victoria Martín de Campo

By | mayo 5th, 2019|Categories: Mujeres en el arte|Tags: , , , |

Victoria Martín de Campo, también conocía como Victoria Martín Barhié, nació en 1794, fue la tercera de los cuatro hermanos de una familia burguesa de Cádiz. Su padre, Sebastián Martín, era cónsul de Cerdeña y a la vez de comerciante. Su madre, Claudia Barhié, de origen francés, falleció al poco de su nacimiento y quedó al cuidado de la nueva esposa de su padre, que fue la encargada de su tutela y de la de sus hermanos. Autorretrato (detalle) (1840) Creció en Cádiz, cuando la ciudad vivía sus últimos días de esplendor económico como centro del comercio colonial y preparaba, [...]

Marie-Guillemine Benoist

By | enero 12th, 2019|Categories: Mujeres en el arte|Tags: , , , |

Marie-Guillemine de Laville-Leroux nació en París (Francia) en 1768 y se crió bajo el paraguas de una familia acomodada. René Delaville-Leroulx, un funcionario municipal de rango medio que, a diferencia del resto del mundo, gozaba de un buen sueldo y unas cuantas propiedades, ya que su bisabuelo fue alcalde de Nantes. Marie-Guillemine Benoist entendió que una de las pocas formas que tenía para salir de la intrascendencia de ser una mujer invisible y mantenida era la destreza estética. Y en ese camino avanzó a paso firme. A los 13 años empezó a estudiar pintura. Primero con Élisabeth Vigée Le Brun (la [...]

Angelica Kauffmann

By | agosto 10th, 2018|Categories: Mujeres en el arte|Tags: , , , , |

Maria Anna Angelika Katharina Kauffmann nació en 1741 en Coira (Suiza), pero creció en Schwarzenberg Austria) de donde era oriunda su familia. Su padre, Johann Josef Kauffmann fue un pintor bastante mediocre, pero supo enseñar a su hija tanto la técnica como la pasión por la pintura. Angelica pronto aprendió varios idiomas, leía incesantemente, y destacó por su talento musical y en la pintura; y al cumplir doce años se había hecho famosa, de tal manera que obispos y nobles posaban para ella. En 1754 su padre se la llevó a Milán para que pudiera aprender de los maestros clásicos. [...]