María María Acha-Kutscher, toma el apellido de sus abuelos, Acha-Kutscher, como nombre artístico. Nació en 1968 en Lima (Perú). Estudió en la Facultad de Bellas Artes de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Cuando terminó sus estudios en 1991, se mudó a la Ciudad de México , donde trabajó como directora de arte en agencias de publicidad. Esta experiencia como diseñadora ha sido crucial para la realización de su obra artístico-militante.

Estudió en la Facultad de Bellas Artes de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Cuando terminó sus estudios en 1991, se mudó a la Ciudad de México , donde trabajó como directora de arte en agencias de publicidad. Esta experiencia como diseñadora ha sido crucial para la realización de su obra artístico-militante.

Fotografía: Theda Acha, Madrid (2021)

Socia y pareja de Tomás Ruiz-Rivas, en 2001 se traslada a Madrid y se vincula al panorama artístico alternativo del arte contemporáneo a través de su socio Tomás Ruiz-Rivas. En 2003 abrieron un espacio en lo que será la tercera etapa del Ojo Atómico y en 2005 se cambió el nombre de Antimuseo, con el que continúan trabajando en la actualidad.

Al mismo tiempo, es en esta ciudad donde comienza a desarrollar su obra artística, que se centra en la mujer, su historia, la lucha por la emancipación, la igualdad y la construcción cultural de lo femenino. Su obra no se inscribe en ningún lenguaje, estética o estilo, ni se identifica con técnicas o formatos específicos.

«Indignadas» en la exposición

«Vasos Comunicantes. Colección 1881-2021»

Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofia. Madrid

Acha-Kutscher organiza su trabajo en extensos proyectos temáticos relacionados con la política feminista actual, para cada uno de los cuales desarrolla su propio lenguaje y metodología. Es una de las pocas artistas de su generación que se define como feminista , debido a la dimensión política de su obra, que cumple una doble función, la de ser un producto artístico y también un instrumento que puede cubrir alguna necesidad social y contribuir a las transformaciones políticas.

“Bellas Durmientes” fue uno de sus primeros proyectos que contribuyó a la lucha contra la violencia machista. Consistía en implicar a la sociedad a través de una convocatoria abierta para crear obras de arte que sirvieran de denuncia y homenaje a la memoria de las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en España. Participaron más de 300 personas de España y otros países.

Carteles de la serie Indignadas.

Programa extramuros del [M]UMoCA, Madrid (2020)

Fotografía: Claudia Alva

El proyecto «Womankind» consistió en varias series de collages de fotos digitales, creadas a partir de imágenes de archivo, Internet, revistas, libros y fotografías tomadas por la artista. Las series funcionan como documentos ficticios y las protagonistas son siempre mujeres. “Les Spectaculaires” es posiblemente una de las series más inquietantes de «Womankind». Aquí las protagonistas son mujeres que nacieron con alguna condición física excepcional que las hacía únicas, como la falta de brazos o piernas, la estatura mínima o exagerada, el rostro cubierto de pelo o los cuerpos unidos de los siameses.

“Indignadas” es un proyecto que nace como aportación al movimiento 15M,  consiste en un registro visual de la participación femenina en protestas públicas a nivel mundial como una forma de devolver la protesta a las calles.

Son dibujos digitales basados ​​en fotografías de prensa y medios alternativos de Internet que incluyen movimientos sociales como Occupy Wall Street (Nueva York), Black Lives Matter , entre otros. También de movimientos feministas como Femen , Pussy Riot , SlutWalk , #MeToo, Red Carpet, etc.

Bellas durmientes (2007- 2015)

Los dibujos están inspirados en la estética del arte “Pop” y los cómics, y están impresos en lienzos de gran formato para su exhibición en espacios públicos. Dos lonas de la serie “Indignadas” forma parte de la exposición “Vasos Comunicantes. Colección 1881-2021” en el Museo Reina Sofía de Madrid.

Su último proyecto es Herstorymuseum, un museo imaginario que, a través de su colección y un programa curatorial, desarrolla una narrativa rizomática y desjerarquizada de las mujeres creadoras del siglo XX.

Herstorymuseum. Permission de travestissement. ADN Galeria, BGW2020.

Fotografía: Cecilia Díaz Betz

Sus fondos están compuestos por imágenes basadas en un lenguaje visual próximo al pictograma, en donde se utilizan solo dos manchas de color. Las exposiciones se realizan en espacios públicos, centros de arte, galerías y también en su página Web. Las exposiciones establecen relaciones entre diferentes creadoras y obras, desarrollando así una narrativa diferente de la historia del arte oficial.  Herstorymuseum es miembro del International Association of Women’s Museums (IAWM).

Ha mostrado su trabajo en importantes museos y galerías de diferentes continentes y también ha participado en ferias de arte.

https://second.wiki/wiki/marc3ada_marc3ada_acha-kutscher