Nació en Estocolmo (Suecia) en 1909, estudió en la Statens Kunstakademi de Oslo en 1926 y continuó su educación en Viena y París. En sus comienzos realizó ilustraciones para libros tanto ajenos como escritos por ella misma.

Sus comienzos se caracterizaron por la influencia de los artistas alemanes de la Nueva Objetividad pero, a partir de la década de 1950, experimentó un giro radical pasando a la abstracción pictórica, trabajando en torno a la línea y el ritmo. A partir de ahí, su obra se caracterizó por los motivos naturales, mitología escandinava, planetas, montañas, barcas, fiordos o la luz nórdica.

Consideraba el ritmo como elemento estructural de la pintura, un ritmo que surgió del empleo de determinadas materias —hojas de metal, pan de oro, plata o cobre—, formas, líneas y colores.

Su relación con España se inició en 1933, cuando se instaló durante un año en Menorca junto a su pareja, Hans Hartung. En 1962 realizó un viaje a Almería que marcaría su obra de manera determinante; allí comenzó a crear sus primeros horizontes, motivo que retomará al volver a pintar los paisajes noruegos. Este vínculo entre Noruega y España —norte y sur— desembocó en una formalidad semejante, aunque de tonalidades muy diferentes, entre ambos paisajes.

Barque II (1964)

Las piedras son otro elemento recurrente en Bergman, que surgen a principios de la década de 1970 después de haber viajado por España y Portugal, como se muestra en su serie “Pierres de Castille” [Piedras de Castilla) de 1970.

En sus viajes, la artista realizó un gran número de fotografías que utilizaba como rastro, memoria o recuerdo, de este modo pintaba sus paisajes a partir de la distancia entre la pintura y lo percibido, transformado por el paso del tiempo. En los últimos cuarenta años de su producción artística se decantó por la pintura de carácter abstracto e inspirada en la naturaleza, buscando nuevas técnicas empleó en sus obras láminas metálicas de aluminio, plata y oro.

En 1929 se casó con el pintor alemán Hans Hartung (1904-1989). Bajo la presión de su madre, se divorció poco después. En 1952 se volvieron a encontrar y en 1957 se casaron por segunda vez y permanecieron juntos hasta su muerte. Ella y su marido vivieron y trabajaron juntos.

La grande montagne d’argent (1957)

Murió el 24 de julio de 1987 en Grasse, dos años antes que su marido. Las obras de la pareja de artistas se exhiben en la Fundación Hartung-Bergman desde 1994.

En España se ha podido ver su exposición “De norte a sur, ritmos” en el Palacio de Cristal del Museo Reina Sofía de Madrid.

https://es.wikipedia.org/wiki/Anna-Eva_Bergman

https://www.museoreinasofia.es/exposiciones/anna-eva-bergman

http://www.fondationhartungbergman.fr/sitehhaeb/?lang=fr