Laura nació en Princeton, Nueva Jersey (Estados Unidos) en 1951 y creció en Stanford, California. Laura descubrió el mundo del cuarto oscuro fotográfico en 1970 en el sótano de la galería de arte de la Universidad de Stanford, donde tomó una clase introductoria de fotografía impartida por Leo Holub. Después de graduarse en Biología, tuvo varios trabajos, incluyendo un período de una década como escritora científica en el Servicio de Noticias del Stanford Medical Center. A veces tomaba fotografías para acompañar sus artículos, y estas imágenes aparecían en publicaciones de Stanford, así como en periódicos locales y nacionales.

Mientras se dedicaba a criar una familia y a atender algunos problemas de salud graves durante varias décadas, trató de hacer tiempo para la expresión artística, experimentando con el video y el dibujo botánico. Recientemente, reanudó los estudios fotográficos en el Foothill College y el Programa de Estudios Continuos de Stanford, donde trabajó con profesionales destacados del mundo de la fotografía.

La muchacha de la perla

de Johannes Vermeer

Uno de los trabajos más conocidos de la artista estadounidense son una serie de fotografías que tomó en 2017 para hacer un divertido homenaje a algunas de las obras pictóricas más famosas de todos los tiempos. La mayoría son conocidas por el amplio público. Laura Hofstadter quiso así poner un punto de diversión a la historia del arte. Con ello, el espectador conecta con el sentido del humor de la artista y la artista muestra su faceta más desenfadada a nivel creativo.

La historia de la pintura se percibe así con una nueva mirada, más actual y menos encorsetada. Muchos son los artistas que, durante los últimos diez años, han hecho creaciones para acercar el arte y hacerlo más desenfadado a los más jóvenes. Modernizar la mirada del pasado sólo está al alcance de aquellos que pueden ver la vida con sentido del humor. Al fin y al cabo, lo divertido es aquello que mejor recordamos y nos despierta una sonrisa allá donde vamos. Y Laura Hofstadter ha conseguido, por lo menos, sacarnos una sonrisa con su propuesta.

La bebedora de absenta

de Pablo Picasso

Sobre su serie de autorretratos, la artista ha comentado:

“Estas fotografías son de una cartera continua de autorretratos, en la que emulo fotográficamente pinturas clásicas del arte occidental. En esta serie de fotografías, he tratado de expresar mis sentimientos como una mujer que envejece en una sociedad obsesionada con los jóvenes. El portafolio también es una narración suelta que refleja mi experiencia de enfrentarmr el cáncer de mama, cuyo tratamiento desfiguraba mi cuerpo. Mi esperanza es que los espectadores confronten preconcepciones sobre la juventud, la edad, la belleza y la imagen corporal al mirar estas imágenes..

‘La esperanza’, de George Frederick Watts La esperanza

de George Frederick Watts

ha expuesto trabajos en Jadite Gallery (Nueva York), PHOTO Gallery (Oakland), Rayko Gallery (San Francisco), Triton Museum, Santa Clara, Stanford University (Palo Alto), Pacific Art League (Palo Alto), Foothill College (Los Altos), PhotoCentral (Hayward) entre otros.

http://laurahofstadter.com/cgi-bin/home.cgi

https://www.malatintamagazine.com/divierte-con-las-reinterpretaciones-pictoricas-de-laura-hofstadter/