Etel Adnan nació en 1925 en Beirut (Líbano), fue hija de un oficial del Imperio Otomano que se quedó sin trabajo cuando aconteció su caída y de una griega de Esmirna que vio arder su ciudad natal.

Aunque creció hablando griego y turco en una sociedad de habla principalmente árabe, fue educada en escuelas de religiosas francesas y el francés se convirtió en el idioma en el que se escribió por primera vez sobre su primer trabajo. También estudió inglés en su juventud y la mayor parte de su trabajo posterior se escribió en este idioma.

A los 24 años, Adnan viajó a París, donde se licenció en filosofía en la Universidad de París. Luego viajó a Estados Unidos donde continuó sus estudios de posgrado en la Universidad de California, Berkeley y en la Universidad de Harvard. Entre 1952 y 1978, enseñó filosofía del arte en la Universidad Dominicana de California en San Rafael. También realizó conferencias en muchas universidades norteamericanas.

Sus primeras obras abstractas se crearon utilizando pintura directamente desde el tubo, en forma firme sobre la superficie del lienzo, lo hizo argumentando como «la belleza inmediata del color».

Sin título (1995-2000)

Colección Fundación Banco de Santander

En la década de 1960, comenzó a integrar la caligrafía árabe en sus obras de arte y sus libros, como Livres d’Artistes [Libros de artista]. Ella recuerda haber estado sentada durante horas copiando palabras de una gramática árabe sin tratar de entender el significado de las palabras. Inspirada por los leporellos japoneses, Adnan también pintó paisajes en paneles plegables que pudieron «extenderse en el espacio como dibujos independientes».

Adnan regresó de Estados Unidos al Líbano y trabajó como periodista y editora cultural para el periódico escrito en francés Al-Safa de Beirut. Además, también ayudó a construir la sección cultural del periódico, contribuyendo ocasionalmente con dibujos animados e ilustraciones. Su permanencia en Al-Safa fue más notable por sus editoriales de primera página, comentando los importantes asuntos políticos de la época.

En el 2012, una serie de pinturas abstractas de colores brillantes del artista se exhibieron como parte de documenta 13 en Kassel, Alemania. En el 2014, se exhibió una colección de pinturas y tapices del artista como parte de la Bienal de Whitney en el Museo de Arte Americano de Whitney Unos años más tarde se incluyó su trabajo en el «Making Space: Women Artists and Postwar Abstraction», una exposición colectiva organizada por MoMA , que reunió a artistas prominentes como Ruth Asawa , Gertrudes Altschul, Anni Albers , Magdalena Abakanowicz , Lygia Clark y Lygia Pape. , entre otras.

Y más recientemente, en el 2018, el MASS MoCA, Museo de Arte Contemporáneo de Massachusetts, organizó una retrospectiva de la artista, titulada «Un sol amarillo Un sol verde Un sol amarillo Un sol rojo, un sol azul», que incluyó una selección de pinturas al óleo y a tinta. La exposición exploró cómo la experiencia de leer poesía se diferencia de la experiencia de mirar una pintura.

Sin título (2010)

Colección Fundación Banco de Santander

En unas declaraciones que un medio publicó recientemente, la artista libanesa comentó que pintar y escribir son actividades casi antagónicas.

La pintura es un deporte, mientras que la escritura es casi una cárcel. La primera me relaja, mientras que la segunda me agota. Hay un motivo por el que los niños aprenden antes a dibujar que a escribir: es un ejercicio más lúdico y recreativo. Aunque, si no escribiera, estoy convencida de que mi pintura sería bastante más oscura.

En sus últimos años, Adnan comenzó a identificarse abiertamente como lesbiana.

https://en.wikipedia.org/wiki/Etel_Adnan