Elisabeth Nourse Self-Portrait.jpgNació en Mount Healthy, Ohio (Estados Unidos) en 1859, en el seno de una familia católica. Elizabeth y su hermana gemela, Adelaide, fueron las más jóvenes de una prole de diez hijos.

Autorretrato (1892)

A los quince años asistió a la Escuela de Diseño McMicken en Cincinnati (ahora Academia de Arte de Cincinnati) y fue una de las primeras mujeres admitidas, en ella estudió acuarela durante siete años. Adquirió tal reputación que le ofrecieron un puesto como profesora, que rechazó para centrarse en su pintura.

En 1882 murieron su padre y su madre, pero con la ayuda de una mecenas del arte, pudo instalarse en la ciudad de Nueva York para continuar sus estudios. En 1883 regresó a Cincinnati donde pudo mantenerse decorando interiores y pintando retratos. Pasó la mayor parte de sus veranos en Tennessee, en los Montes Apalaches, haciendo paisajes de acuarela.

En 1887, se mudó a París junto a su hermana mayor, Louise, quien fue su compañera durante toda su vida. En la capital francesa asistió a la famosa Academia Julian y mientras estudiaba se familiarizó con la pintora Caroline Augusta Lord. En un corto tiempo Elizabeth terminó sus estudios y abrió su propio estudio. Apenas un año después realizó su primera gran exposición en la Société des Artistes Français. Sus figuras representadas fueron a menudo mujeres, en su mayoría campesinas y escenas del campo rural de Francia. Viajó por Europa, Rusia y África del Norte, pintando a las personas que conoció en sus visitas.

En el dique cerca de Volendam (1892)

Elizabeth Nourse creó autorretratos convincentes en los que se presenta sin miedo ignorando los códigos sociales y desafiando las normas sociales sobre las mujeres en la sociedad. De hecho, los retratos de las Nuevas Mujeres de los años 1880 y 1890 son interpretaciones de mujeres enérgicas, seguras de sí mismas y exitosas.

Uno de sus cuadros fue comprado por el gobierno francés para la colección permanente del Museo de Luxemburgo.

File:Elisabeth Nourse In The Church At Volendam.jpgDurante la primera guerra mundial , Nourse desafió la tendencia de la mayoría de los emigrantes de su país a regresar a sus hogares y permaneció en París, donde trabajó para ayudar a los refugiados de la guerra. Solicitó donaciones a sus amigos en los Estados Unidos y Canadá en beneficio de las personas cuyas vidas fueron interrumpidas por la guerra. En 1921, le fue otorgada la Medalla Laetare por «servicio distinguido a la humanidad», un premio anual de la Universidad de Notre Dame en Indiana.

La iglesia de Volendam (1910)

En 1920, fue operada de un cáncer de mama y en 1937 volvió a recaer de la misma enfermedad. Murió el 8 de octubre de 1938.

https://en.wikipedia.org/wiki/Elizabeth_Nourse