Nació en La Habana (Cuba), en 1976. Comenzó sus estudios de artes plásticas a los 12 años, aunque sólo pudo exponer de modo profesional desde el año 1999. Antes estudió Ballet Clásico y cursó estudios de Filología en la Universidad de La Habana, graduándose finalmente en Historia del Arte. Desde sus inicios la obra de Glenda resultó novedosa para el contexto artístico cubano, debido a su acercamiento al conceptualismo de un modo particularmente femenino. En el 2007 terminó un Máster en Arte de los Nuevos Medios, en la Academia de Nuevos Medios de Colonia (Alemania).

La utilización de flores naturales y artificiales, de texto, de sonido y de materiales como el pelo y el chicle estaban presentes desde los primeros trabajos, y así los utilizó en algunas de sus instalaciones más conocidas como “Mundo Interpretado”, “Tiempo Perdido” y los videos “Inversión”, “Cada Respiro” y “Destino”.

Su obra ha recibido premios como The Pollock-Krasner Foundation Award y disfrutado de residencias artísticas en el Couvent des Recollets de París y en la Fonderie Darling de Montreal.

Su obra formó parte del Pabellón Cubano en la 55 Bienal de Venecia con la obra “Música de las Esferas” del  2013. También fue invitada a la Bienal de La Habana, la Bienal de SITE Santa Fe, en el Museo SITE Santa Fe (Estados Unidos); la II Bienal de Jafre, en Girona,  la Bienal de Arte Paiz (Guatemala) y a la Bienal de Dakar (Senegal).

El trabajo de Glenda León engloba desde el dibujo al vídeoarte, incluyendo instalaciones artísticas, esculturas y fotografías.

Objeto mágico encontrado nº5 (2005)

Invita al espectador a acercarse al objeto desde una perspectiva poética. Para llevar esto acabo, la artista utiliza objetos corrientes y materiales en bruto y los transforma de manera que revelan su poder metafórico. De esta manera, las obras manifiestan una mirada sensible ante lo cotidiano. La constancia en la ausencia de todo elemento superfluo y la fusión de elementos artificiales y naturales, evidencian el gusto de la autora por la persistencia en los procesos. Sus obras transitan entre la esfera de lo íntimo y lo público, lo que manifiesta su capacidad de creación de nuevos significados a través del proceso de contextualización, manipulación y asociación de los objetos.

En el 2015 creo para Matadero (Madrid) la pieza “Cada Respiro”, proyectada en cinco grandes pantallas podrían contemplarse imágenes del mar, el fuego, la tierra y el cielo, que se movían de forma sincronizada, al ritmo de una respiración pausada, pretendiendo así interactuar con el visitante.

Huella cósmica (2008-2013)

La pieza buscó, no solo dar la idea de la conexión entre las personas y el mundo en el que viven, sino también el potencial que los seres humanos llevan dentro de transformar el mundo, y propiciar así una dosis de optimismo. La respiración y los latidos del corazón como un puente entre el planeta y el cuerpo: cada vez que inhalamos tomamos algo del universo, y cada vez que exhalamos se lo devolvemos.

Glenda León ha presentado su trabajo de manera individual en el CDAV, La Habana, Cuba; Le Plateau Espace Expérimental, Paris, Francia; Chateau des Adhemar, Montéllimar, Francia; Matadero Madrid y Centro Atlántico de Arte Moderno, Las Palmas de Gran Canaria entre otros espacios. Y su obra forma parte de grandes colecciones públicas y privadas internacionales.

Su obra también ha sido publicada en diversas revistas, catálogos y periódicos como Bomb Magazine, Art Nexus, Art Forum, Flash Art y Artecubano.

ww.glenda-leon.com

https://es.wikipedia.org/wiki/Glenda_Le%C3%B3n