Annie Caroline Pontifex Fernhout-Toorop, más conocida como Charley Toorop, nació en Katwijk (Holanda) en 1891. Fue hija del famoso pintor simbolista holandés Jan Toorop, de quien recibió las primeras clases de arte. Deseosa de convertirse en una pintora profesional, a la edad de 18 años, se puso en contacto con artistas de la talla de Piet Mondrian, Jacoba van Heemskerck o Jan Sluyters. Sus comienzos están muy marcados por la teosofía y la dimensión espiritual que ella atribuye al poder de la pintura.

Se casó con el filósofo Henk Fernhout en mayo de 1912, pero se divorció cinco años más tarde, la pareja tuvo dos hijos varones.

En 1916 se convirtió en miembro del grupo de artistas llamado Het Signaal (La Señal), que representaba un profundo sentido de la realidad mediante el uso de colores y líneas muy acentuadas, y atrevidos contrastes cromáticos.

En una etapa posterior, se dedicó a una representación más visionaria que realista, visible especialmente en los muchos retratos que hace de sus hijos, es célebre su obra “Dos niños (Eddy y John Fernhour)” de 1922, que se conserva en el Museum voor Moderne Kunst de Arnhem (Holanda).Resultado de imagen de "Charley Toorop" John Fernhout

A partir de 1921, su estilo recibió la influencia de elementos expresionistas y cubistas, que suponían las tendencias más vanguardistas de la época. El elemento espiritual perdió su importancia en favor de un enfoque inspirado por Vincent van Gogh. Siguiendo las huellas de este último, en 1922 realizó varios retratos que consistieron en figuras de gran tamaño, casi siempre en primer plano y con un tratamiento frontal muy personal.

Dos niños (Eddy y John Fernhour) (1922)

Después de 1924, este realismo poderoso se acentuó en retratos, pero también en bodegones o paisajes urbanos que muestran el interés de la artista por la Nueva Objetividad (Neue Sachlichkeit), pero también, en la elección del encuadre, influenciada por el cine de vanguardia.

En 1926 se fue a vivir a Ámsterdam, donde su pintura siguió recibiendo la influencia del cine, con figuras aisladas iluminadas como por lámparas en un set de filmación. Sus bodegones muestran en esa época un cierto parentesco con el cubismo sintético de Juan Gris. Desde los años 1930 pintó muchas figuras femeninas, así como desnudos. Sus autorretratos son muy potentes y con un realismo que conserva aquel toque mágico que trabajó ya en sus primeras obras.

La época más prolífica y exitosa de su producción artística se llevó a cabo desde la década de 1930 hasta la Segunda Guerra Mundial, durante este tiempo siguió realizando muchos autorretratos y otros enormes de grupos.

Resultado de imagen de "Charley Toorop" John Fernhout Toorop fue reconocida durante su vida como un espíritu libre y una pintora excepcional, fue objeto de una primera gran retrospectiva en el Museo Boijmans Van Beuningen de Rotterdam en el 2008.

La comida entre amigos (1933)

En su obra del 1933 “La comida entre amigos” Charley realiza un retrato grupal de su círculo más íntimo sobre las cenas que realizaba en su casa de Bergen. No se trata de una reunión real de invitados, sino de una selección de artistas: pintores, escultores, un poeta, un fotógrafo y sus hijos.

Toorop había vivido en muchos lugares diferentes, pero a partir de 1932 permaneció en Bergen (Holanda), allí diseñó y encargó una casa llamada “De Vlerken”. La casa todavía se mantiene, aunque después de un incendio el techo de paja ha sido reemplazado por tejas. Charley Toorop murió en 1955. Sus obras se encuentran en muchas colecciones públicas, especialmente en el Museo Kröller-Müller de Otterlo (Holanda).

Texto de Marie Gispert // Extracto del diccionario universal de creadores // © 2013 Women – Antoinette Fouque