Raquel Forner nació en Buenos Aires (Argentina) en 1902. Pese a los frecuentes viajes familiares por Europa, Forner vivió gran parte de su infancia en su ciudad natal.

Su vocación artística nació en un viaje que hizo en compañía de sus padres, a la edad de 12 años, a España. Al regresar ya terminando sus estudios primarios, se formó en la Academia Nacional de Bellas Artes en Buenos Aires y en el año 1922 obtuvo el título de profesora de dibujo. Siendo muy joven recibió el tercer premio en el XIV Salón Nacional de Bellas Artes en Buenos Aires, con la obra “Mis vecinas” de 1924, desde entonces expuso sus obras en importantes galerías de Argentina.

Entre 1929 y 1931 continuó su formación asistiendo a las clases de Othon Friesz en la academia Escandinava de París y en 1932, junto a los pintores Alfredo Guttero, Pedro Domínguez Neira y el escultor Alfredo Bigatti, fundó los cursos Libres de Arte Plástico. Raquel Forner también formó parte, a principios de los años 30, de la conocida Escuela de París.

Se casó con su compañero Alfredo Bigatti y un año más tarde ganó la medalla de Oro en la Exposición Internacional de París.

Impresionada por la Guerra Civil española realizó una serie de obras basadas en ella: “La victoria” de 1939, “El drama” realizada entre 1939 y 1946 y el “Éxodo” de 1940. Raquel, estremecida por esa guerra y por la contienda mundial de 1939-45, reorientó su obra para referirse al impacto que supuso el drama bélico en la población civil. Antes, su pintura de corte expresionista, representaba figuras sólidamente construidas en estado de sosiego. A partir de 1936, sus cuadros se convirtieron en el testimonio de una conciencia sacudida por los males desencadenados sobre el mundo y por las fatalidades de las guerras. Se trata de un auténtico compromiso con la humanidad y con el mundo, que adquiere carácter metafísico.Resultado de imagen de raquel forner desolacion

Cuando se desataron los sucesos de las décadas de 1930 y de 1940, su pintura tematizó obsesivamente ese compromiso con la realidad. En sus palabras:

Desolación (1942)

La guerra de España tuvo una influencia decisiva en mi pintura; con ella comenzó una serie de obras en las que los problemas individuales se transformaron en problemas de la humanidad toda

Resulta difícil ubicar su obra dentro de determinado estilo, pero cabe destacar su interés y sensibilidad por plasmar los temas sociales, con los que fue creando su propio imaginario.

Pinto lo que siento, no busco eludir el tema, éste me aparece como un imperativo que no puedo ni trato de eludir

A partir de 1957 la mirada de Forner se orientó hacia el tema de la aventura del hombre en el espacio. Tomando como puntos de referencia la tierra y la luna, trabajó el cosmos poblándolo de navegantes antropomórficos. Sus recursos plásticos se transformaron al contacto con estas nuevas poéticas. El color y la materia pictórica adquirieron un rol más protagónico, mientras las formas se hicieron más abiertas, en un espacio de dimensión simbólica.

Resultado de imagen de raquel forner mujeres del mundoLlegó a exponer sus cuadros en importantes galerías y museos de Argentina, Alemania, París, Colombia, México, Estados Unidos, Canadá, Brasil, Suiza, Portugal, entre otros. También recibió numerosos premios y reconocimientos, tanto en vida como una vez fallecida.

Mujeres del mundo (1938)

Forner fue una defensora de la República y muy comprometida con la lucha antifascista. Lo más destacable de su obra es la denuncia de la crueldad en un mundo enloquecido. Actualmente es reconocida como la mejor pintora expresionista de Argentina y en 1992 le fue entregado a título póstumo el Konex de Honor por su extensa trayectoria a lo largo de su vida.

http://cvaa.com.ar/03biografias/forner.php

https://photos.google.com/share/AF1QipMGBlJ3r5hx-i-ZVC6vjnHgnSrWYaVFKl4TeUDW6TLvlPG7VXUwOHRj–89W7QYug?key=MDgyVENzam1tMksxMXh5WnhhampmUGZkOVBjdmdn