Ingeborg Morath nació en Graz (Austria) en 1923. Sus padres eran científicos y trabajaron en diferentes laboratorios y universidades europeas, por lo que durante su infancia la familia tuvo que desplazarse con frecuencia en diferentes residencias, en los últimos años su padre dirigió un laboratorio de química en Berlín y en esa ciudad comenzó a tomar forma una sensibilización artística. El primer encuentro de Morath con el arte de vanguardia fue la célebre exposición titulada Entartete Kunst (Arte degenerado) organizada por el partido nazi en 1937, especialmente organizada para provocar el rechazo popular al arte contemporáneo.

“Encontré muchas de esas pinturas emocionantes, y me enamoré del “Caballo azul” de Franz Marc”, pese a que sólo se permitían comentarios negativos sobre las obras, y así empezó un largo período de guardar silencio y esconder los propios pensamientos”.

En 1939 Alemania desencadenó la Segunda Guerra Mundial.

SPAIN. La Alberca. Province of Salamanca. 1955. The First Communion dress.
©Inge Morath/Magnum Photos

Tras terminar su educación secundaria, Morath aprobó el Abitur, la prueba de selectividad que se realiza en Alemania al finalizar los estudios y que es imprescindible aprobarlo para poder ingresar en la universidad, y fue requerida, como todos los estudiantes de su edad, a realizar seis meses de servicio en el “Servicio de Trabajo del Reich” antes de acceder a la Universidad de Berlín.

Durante sus estudios de Filología, aprendió a hablar fluidamente francés, inglés y rumano, lo que le permitió trabajar como traductora y periodista.

En 1948 fue contratada por la revista Heute, en Viena conoció al fotógrafo Ernst Haas, pronto empezaron a trabajar juntos. Morath redactaba los artículos que acompañaban las fotografías de Haas. Robert Capa invitó a la pareja a unirse a su recién fundada Magnum Photos, en París. Como editora, recibía material fotográfico de todos los miembros de la asociación, y así es como descubriría a Henri Cartier Bresson.

“Creo que estudiando su manera de hacer fotografías aprendí a hacer fotografías por mi cuenta, antes de haber tenido una cámara en la mano”

Inge comenzó a vender sus primeras fotografías en exposiciones, inauguraciones y muestras nocturnas bajo el seudónimo de Egni Tharom (su propio nombre escrito al revés) y en 1953 presentó a Capa su primera historia fotográfica de gran formato, que trataba sobre los sacerdotes trabajadores de París. Capa le invitó a unirse a su agencia, aunque los primeros trabajos que le asignó eran los que no resultaban interesantes para los consagrados. Durante los últimos años 50 Morath se dedicó a viajar por todo el mundo, cubriendo reportajes en Europa, Oriente Medio, África, los Estados Unidos y Sudamérica.

SPAIN. Catalonia. 1955. Tarrassa.

En los años cincuenta viajó por España, siendo asistente de Henry Cartier-Bresson y compañera de Robert Capa. Recorrió la geografía con su cámara, testimonio de un país de agricultores y curas con sotana negra, fiestas y piedras. Sus tomas están localizadas en Las Hurdes, Mazarrón, Pamplona, Ávila, La Alberca, Cáceres, Jaén, Barcelona, Vigo, Cádiz, Burgos, Navalcán y otras localidades. Esta serie de fotografías son un documento vivo de esa España que acababa de salir de la cartilla de racionamiento y que sobrevivía a una guerra y a un dictador. Morath es una documentalista que conoció a Balenciaga, Picasso y Buñuel. Con todo ese material publicó el libro “Guerre à la Tristesse en 1955.

Como muchos otros miembros de Magnum, Morath trabajó como directora de fotografía para numerosas películas. Conoció a John Huston en Londres, y colaboró con él en varias de sus películas. “Moulin Rouge” de 1952 fue uno de sus primeros encargos como fotógrafa, y su primera experiencia en un plató de cine y unos años más tarde volvieron a trabajar juntos en la película “Vidas rebeldes”

FRANCE. Paris. 1955. Cynthia Balfour rehearsing “Fire Vanquished by Snow”. Costumes for the number were created and donated by Lanvin-Castillo, and coiffures and make up by Carita-Alexandre.

Conoció a Arthur Miller con el que se casó, tuvieron dos hijos, el más pequeño padeció síndrome de Down que fue ingresado al poco de nacer en un centro y del que el propio Miller no quiso saber hasta los últimos diez años de su vida.

Tras su regreso a los Estados Unidos, durante las décadas de los 60 y 70 Morath vivió más apegada a su hogar, criando a su familia con Miller y trabajando con él en diversos proyectos. ​Durante los 80 y 90,  continuó alternando los trabajos por encargo y sus proyectos personales.

La película “Copyright by Inge Morath” de la directora alemana Sabine Eckhard, fue seleccionada para una exposición sobre la agencia Magnun realizada durante el Festival de Cine de Berlín de 2007. Eckhard filmó a Morath en su estudio de Connecticut, y en compañía de amigos como Cartier Bresson o Elliot Erwitt.

Ingeborg Morath Miller murió de cáncer en 2002, a la edad de 78 años. En su honor a los miembros de Magnum Photo establecieron en 2002 el Premio Inge Morath y se concede a una fotógrafa joven para la realización de un proyecto inédito.

http://ingemorath.org/

USA. Reno, Nevada. 1960. Set of “The Misfits”. Marilyn MONROE.